Nueve de Octubre – UN ARTÍCULO ESCRITO POR CARLOS MANUEL ÁLVAREZ

ARTÍCULO ORIGINAL: Nueve de octubre.

Cuando yo nací, el Che Guevara ya estaba muerto y su retrato había aparecido en la portada de la revista Life. Hay, ciertamente, pocos rostros tan impresionantes como los rostros de este hombre. Contadas imágenes o palabras provocan una compresión y un sobrecogimiento semejantes a los que sobrevienen con esas fotografías en las que siempre, sea en una posición u otra, en este o en aquel país, como un secreto que no resiste más, se deja ver la estampa misma de la sugestión.

Perdonen la confidencia, pero yo he llegado a su persona desde los terrenos más pueriles, desde las situaciones menos épicas. En caso de que quieran decir algo, ¿qué es lo que dicen los rostros del Che? ¿Hacia dónde, por ejemplo, miraba aquella tarde de 1960 en que Korda lo tomó desprevenido y lo incrustó con fiereza en todas las banderas y todos los pulóveres del mundo?

Los sucesos de La Coubre complementan las connotaciones dramáticas que por sí solas se desprenden de su cara, y hacen que olvidemos algo. El Che observaba los cadáveres, el mar de cubanos rabiosos, el hecho consumado y sin retroceso, el hombre envuelto en el vertiginoso remolino de la historia, el paso del tiempo, las víctimas como causa, pero también como azar, y así, sin que hayamos reparado nunca, la inmanencia le viene porque no mira la guerra con la gravedad o la cercanía de los estadistas, sino con la gravedad o la cercanía de los poetas. El Che era el Che, y era, además, Byron.

Hoy no. Hoy es otra cosa. Y esa condición oblicua no es exactamente la que prende en los eternos rebeldes, en las descafeinadas barricadas contemporáneas, en los adolescentes incendiarios. Los héroes corren dos riesgos gravísimos, siempre latentes. Primero: el hecho de sobrevivir a su propia heroicidad. Segundo: el hecho de no sobrevivirla. Primero: el hecho de que se les mitifique en vida. Segundo: el hecho de que se les mitifique en muerte. Todos los mitos son malos arquetipos de mitos anteriores, los cuales, a su vez, fueron reproducidos sobre el mito de Prometeo, tan falaz.

Los grandes hombres no son grandes hombres. Sus actos íntimos son comunes. Sus actos públicos y sus actos históricos también. Pero tampoco son sujetos de esquina. (No dejen, estudiantes, que los engañen con ninguna de estas farsas.) El Che recorre el continente en moto, y no podía sospechar, tan muchacho como era, que ese viaje era un viaje sin retroceso, un trayecto sin fin. En primera instancia, recorrer Latinoamérica es una acción natural que muchos otros han hecho antes y después.

El Che no sabrá nunca que terminará en México y, por más que se lo haya pensado madrugadas enteras, no sabrá tampoco cómo es que cae en la Sierra Maestra, y después en La Habana, y luego en la ONU, y más tarde en el Congo, y Europa del Este, y de nuevo La Habana, y casi finalmente Bolivia, y por último la muerte, y con la muerte el símbolo que es. Así como otros entran al ruedo del crimen, o de la diplomacia, o del aburrimiento, en algún momento el Che Guevara entró al ruedo de las epopeyas. Un ruedo, en esencia, igual a los demás. Si el crimen cambia la vida de unos pocos, la diplomacia la vida de nadie, y el aburrimiento la vida personal, las epopeyas cambian la vida de millones de personas, y esa es, visto así, la única diferencia, puramente cuantitativa.

Sin embargo, hay otro rasgo distintivo: el rasgo poético. Que no se define en los hechos, sino en el pensamiento. No se define en subir al Granma, sino en la decisión de subir al Granma. No se define en irse a Bolivia, sino en convencerse de que es imprescindible irse a Bolivia, y que para ello tan solo se cuenta con lo que cuenta el resto. Es decir, un cuerpo y un ideal (todos tenemos un ideal, por mezquino que sea). Que tus actos individuales tengan una finalidad colectiva es la verdadera distinción de estos hombres. Entender el destino de la humanidad como tu destino. O darle, en suma, esa explicación.

Lo que hace héroe al héroe es la completa disposición hacia empresas que rebasan sus límites físicos de sujetos normales. Lo que los hace sujetos normales es que a pesar de subordinar la realidad a pretensiones impensadas por el resto, no pueden hacer otra cosa que iniciar las revoluciones de cero, paso a paso, casi inconscientemente, con la misma inexplicable y ordinaria secuencia que alguien comienza un libro, o planifica un atraco, o termina una casa. ¿En qué momento justo los héroes se convierten en héroes? En ninguno. No hay, a pesar de las efemérides, momentos justos. Los héroes se convierten en héroes en el momento que se explican poéticamente. ¿Qué hay, pues, más épico que un poeta? Pero también, ¿qué hay más absurdo?

El asesinato del Che marca el fin de una época, y no deja de ser un acto ejecutado por un rapaz subalterno, un gatillo llevado hacia atrás por un don nadie. Cuando se mitifiquen las ideas, siempre tan férreas, y no los hechos, siempre tan manipulables, entenderemos a plenitud esa aparente contradicción.

La retórica pública establece un orden falso, lleno de imprecisiones y alarmantemente vacío de luminosos detalles. Tres mínimas escenas hacen que para mí el resto de la vida del Che adquiera las connotaciones que supuestamente se pide que tenga. Las tres son en los meses finales de su vida.

La primera cuando le dice a Aleida March, antes de irse para Bolivia, que eso es lo único que le puede dejar, lo único íntimamente suyo. ¿Qué? Una cinta con su voz, donde se escucha un poema de Vallejo y otro de Neruda. Pensemos en todo lo que el Che ha vivido, pensemos en el hombre que se ha ido convirtiendo, en todo lo que ha viajado y en toda la política internacional que ha hecho. Y pensemos luego en cómo lo único íntimamente suyo son esos versos escritos por otros, a esas alturas escritos por nadie.

La segunda ya en Bolivia, en plena guerrilla, cuando se aparta y trepa en un árbol y se roba tiempo para revisar un libro.

Y la tercera, escena que no aparece en ningún lugar, y que no es la fotografía bíblica con ojos entrecerrados de la revista Life, son esos segundos finales en los que el Che yace amarrado en un piso de tierra, de una casa presumiblemente de adobe, sucio, barbudo, en el corazón de la selva sudamericana, definitivamente por el suelo sus utopías, segundos en los que el mundo lo ha dejado solo, segundos en los que no recibe los aplausos de la Asamblea General, segundos durante los cuales nadie marcha por ninguna ciudad con su rostro en ninguna bandera, segundos en los que nadie llega y paga unos dólares y dice hágame el favor de tatuarme al Che Guevara, segundos en los que adelgaza considerablemente, pero no sufre hambre, segundos en los que sueña, en los que se vuelve intermitente y duro como una roca, en los que ni siquiera descubren sus huesos, en los que su guerrilla ya no existe, en los que piensa en Rosario o en sus hijos o, tal como aseguró, en Cuba, aun cuando no sepamos si en verdad lo hizo, segundos en los que sabe que va a morir a manos de vulgares soldados y sabe además que no existe ninguna escapatoria.

Nada de esto lo he aprendido en los oradores de devoción gratuita. El Che es el único muerto que no me parece muerto, pero que duele como si lo acabaran de rematar.

“WHAT HAVE I BECOME?” ASKED THE BROKEN MAN

October 7, 2012

A Call to Action is one of those almost-legendary Callings that most of us may go a lifetime without ever hearing. And I mean a “CALL TO ACTION” – a real chance to be an integral part of something big, perhaps even bigger than ourselves. And the reason why most of us may never hear it is because those Causes are so radical and revolutionary by their very nature, that calling people into action often doesn’t happen with banners and fire-works, in public-squares, so as to gather all the Revolutionaries en masse.Just think about the cornerstones of our history that revolutionized the way of life for generations to come, often times, lamentably, through Violent and Armed Rebellions and Wars – and always with spilled blood from both Combatant and Innocent, who are always victims of even the most Just Causes. We’re talking about examples such as (among others) the French, Bolshevik, and Cuban Revolutions; not to mention the necessity for clandestine operations surrounding the birth and growth of Socialism itself. And not all these “cornerstones” have had to be benevolent – let us never forget Nazi Germany!

Life for people that lived through such momentous times as the few examples I’ve just given, must certainly have not come without tension and daily fear. But for those who were balls-deep within The Cause – not just the People, the common citizen, but the intellectuals, revolutionaries, thinkers, scientists, organized laborers, unionists, and even the parts of the People that had prepared either intellectually or by taking up arms in order to actively further or defend each one of those causes mentioned, which because they were so revolutionary and obviously critical of the status-quo were feared and always repressed, mostly violently – for those people, life mostly consisted of clandestine meetings in uncomfortable places, often distanced from their families and with the looming threat of imprisonment or death hanging over their heads with their every move like a Noose. When the Calling came for these people, they didn’t hesitate and at once they packed their things and left everything behind in search of their destiny. I’ve met many people of the opinion that these revolutionaries are “heartless” for leaving children behind to be raised without Fathers and without Mothers (because the reality is that Strong Women have always been behind Revolutionary Movements, even if it weren’t publicly known or accepted). But the True Revolutionaries knew, in their hearts, that the Cause is above all, and that the true and unconditional love they had for their children could most aptly be expressed through their own death for a Future of Hope and Freedom for not only their offspring but for those of the world…Or so I’d like to believe, anyway. I can’t, in good faith, ascertain that every Revolutionary and Comrade of The Cause never trembled when the Calling came; or that he never hesitated in leaving his/her family behind, possibly forever; or that they never waited for the “next Calling” so that they may go at it accompanied…But I’d like to believe that it weren’t so…

Today, with The Cause apparently reaching a Momentous Crest atop a Rising Wave, the need for clandestine operations among comrades just doesn’t seem essential anymore. I’m remembering an article I wrote for the magazine not too long ago where I cited something similar: streets flooded with Occupy Movements across world; Protests against tuition hikes, austerity measures and rampant unemployment by students, labourers and the working and lower classes almost quite literally in every corner of the world; Rebellion in the Middle East against tyrants and economic oppression (although the authenticity of all the movements and events that have transpired over the last few years in that Region must be analyzed closely and case by case, because they are not all Popular in the socio-political sense of the word – think Libya!); and finally, the 21st Century Socialism that is sweeping Latin America. Yes, these are all signs that The Cause is indeed on its way! And because of that, I think the need for activities of a subversive nature to be carried out clandestinely is simply not there anymore.

Now, I don’t mean to suggest that it doesn’t happen and, more importantly, I certainly don’t mean to say that it shouldn’t happen. In fact, in many places around the world, such as in Colombia, for example, where the Revolutionary FARC-EP still operates, somewhat clandestine operations are still necessary in the face of the strong counter-revolutionary forces at work. But in the general sense – in terms of what the public has access to and freedom to do and even legal leverages to utilize if one is serious enough – today, there is no major fear of imprisonment for attending rallies or peaceful demonstrations. Actually, as I write this I realize that I have to be extremely careful with my words, because the only thing that doesn’t seem to happen anymore is the Open and Blatant Persecution of people of different Ideologies by purging homes, institutions and public places. Because as far as repression, imprisonment and illegal tactics used to quiet or discredit peaceful protests go, even Canada – supposedly the fair and less abusive cousin of The Empire (in this case I mean the USA, but in the rest of the paper, by The Empire I’m referring to all those countries, institutions, bodies, etc., that support and further Capitalism, including The United Nations) – has fallen into that hole. Let us not forget the very recent imprisonment of hundreds of people due to Protests in front of the White House stemming from Environmental Opposition to the Keystone XL Pipelines; and the legislative bullying the Conservative Stranglehold in Canada has demonstrated by passing such ridiculously insulting and unconstitutional pieces of legislation like Bill-C38 to strip independent Environmental Review Bodies of their authorities and powers to oppose Pipeline Deal in order to give those same powers to the Federal Government while masquerading them as “Budget Omnibus Bills.” Yes…I can’t believe I had already begun to forget this when I was typing, a few lines up, that there isn’t major political repression today. GODDAMN, I MUST BE LOSING MY MIND!

But that is beside the point, to be quite honest; a digression. What I wanted to get to was that today, the Communist Party in a place like Canada, regardless of the fact that it may be a bit weak in numbers, has full rights to demonstrate in the streets for causes it holds dear to its ideology, like for example The Empire’s Belligerency towards the rest of the world in an attempt to secure various resources – Oil, among the most important. And on Saturday October 6, 2012, The Party had organized a rally in Queen’s Park in Opposition to The Empire’s involvement in Syria, and to call for Peace and Solidarity with the Syrian people. There was to be a march for about an hour or so and then a Public Speaking at Trinity Square, I believe, or something along those lines. The Young Communist League was also to attend. Well, as a subscriber to the Communist Party, I received an e-mail on Friday making me aware of the event the next day. My Calling, as it were.

My first reaction was positive: I was thinking that I would pack a camera, a pen and a pad of paper, my voice recorder, a few beers and a couple of joints in my bag early the next day and head downtown. Since I live a bit far I’d have to take the bus, so I’d have to wake up a bit early, but nothing out of the ordinary, so none of that bothered me. But then, I’m sad to say, I felt that I would function better accompanied, so I texted a cousin of mine to see if he wanted to go. He told me that he would get back to me, because he had a date that night and did not know exactly where he would end up the following day. Well, of course, no problem at all, I thought; I would never get in the way of that pursuit…after all, even the Greats like Marx and ‘Che’ took time off from writing their critiques and fomenting their Revolutions to pursue the Other Great Cause: Tail. But he called early on Saturday and said that he’d come with, and so things seemed to fall right into place.

Unfortunately, a few hours later, as I was getting ready, he texted me again, telling me that his sister had woken up extremely sick, and that they were heading over to the hospital. My first reaction was obviously to ask how she was or if they knew what the deal was, because she is my cousin, after all, and we are all a Very Tight Unit. But they didn’t know; they were just heading to the hospital at that very moment, so we all agreed that they would keep me updated. After a few minutes, when the initial shock from hearing something like that about a family member had begun to subdue, I realized that I was set to go to the Rally alone…and then – just like the Worms and Vermin that I criticize for being Spineless and only doing that which is convenient to them, completely divorced from any Conviction that could move them to act in the Face of Personal Physical and Emotional Turmoil and Discomfort – I also folded and I stopped getting ready. I simply didn’t want to go alone.

I tried consoling myself by telling myself that it was better that I didn’t go anyway since we were going to have family over, including a few aunts and uncles and a little cousin, which all arrived not more than an hour later. And that since my mom was preparing a nice dinner for everyone, it would be better to stay here rather than go to the Rally, since afterwards, when it would all be over, the plan was to hit a strip joint and kill some brain cells with excessive amounts of alcohol and god knows what else (that’s why I was taking paper and pen to takes notes and a voice recorder to account for EVERYTHING when garbled memories and crude flashbacks would be all we had to help us piece that disjointed night together). So I told myself that it was a good thing that I wasn’t going; that it was better to stay here with the family, especially since my Father was so keen on me staying to talk with the adults and participate with the Family. Yes, I told myself all of this…but in the end I kept feeling like a Scumbag.

And I still do…somewhat. My opportunity to “Foment Revolution,” as I proudly state I want to do in my profile, came and went yesterday in the flutter of a bird’s wings…and I let it waft over me. All because I didn’t want to feel uncomfortable; because I didn’t want to go to it alone….But in the end, I regret nothing!

I remember that many people close to me and whose opinions really matter to me have, on more than one occasion, repeated those words (regardless of the fact that every half-wit and imbecile in the world can repeat it and pretend that they really believe in it and that they live their life accordingly). But the message isn’t lost in me. And although I did allow a moment of weakness to drown me in the Mud with the Worms and Vermin, my Convictions remain strong. I have myself to beat myself up for that transgression and violation of my Ideals. If my grandfather were alive, he’d be livid with indignation at such pusillanimity as I showed. But he would just as soon recover the color in his face and he would stop yelling and tell me, “Well, there’s one solution only…you stop your bitching and next time you GO!…THE CAUSE ISN’T DEAD BECAUSE OF ONE MOMENT OF WEAKNESS, SOPENCO!”

So here I sit, a bit disillusioned with myself because I thought I’d be stronger than that, but certain that my Convictions and Ideals have not faltered or even budged; that the only thing that I need to do is put on my big-boy pants, one Huge Testicle at the time, and continue Trudging Ahead for The Cause. And next time I receive the Calling, I will not think twice before Answering, even if it means I must Die Alone – or, less dramatically, just attend a goddamn Rally Alone!

That’s where I will leave it; with High Hopes for the Future…

SHALOM!

************************

HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!

PATRIA, SOCIALISMO O MUERTE!

Todo lo que quería saber sobre Venezuela

ARTÍCULO ORIGINAL: Todo lo que quería saber sobre Venezuela.

Todo lo que quería saber sobre Venezuela

¿Qué son más interesantes, las conferencias o las preguntas que se plantean después de ellas? Reproduzco algunas que me formularon durante una gira por Europa, con las respuestas.

En todas partes me inquieren: -¿Y la salud del Presidente?

-Lo veo en plena posesión de sus facultades físicas y mentales.

Cuando indagan sobre el sistema electoral venezolano, les leo la declaración donde el ex presidente Carter afirma que es uno de los más perfectos del mundo, mientras que el de Estados Unidos es uno de los menos perfectos del planeta.

En Frankfurt, capital financiera de Europa, camino por calles donde se suceden los comercios en quiebra. En la Casa Sindical DGB Haus un sindicalista inquiere: -¿Ha hecho algo Venezuela para romper la dependencia hacia los hidrocarburos?

-Culminó una campaña nacional para sustituir bombillos fotovoltaicos por fluorescentes. Tenemos dos represas hidroeléctricas gigantescas, la del Guri y la de Caroachi, y desde 2002 estamos construyendo la Manuel Piar, que ahorrará unos 25 millones de barriles de petróleo por año. Como en el resto del mundo, apenas empezamos la sustitución por energías renovables, pero empezamos bien.

En el aeropuerto de Estocolmo un retrato mural glorifica a Ingmar Bergman, a quien las autoridades suecas persiguieron, humillaron públicamente y escarnecieron por una insignificante deuda de impuestos. En el II Seminario Nórdico de Medios de Comunicación y América Latina en el ABF-Huset, me inquieren sobre las medidas para frenar la agresión de los monopolios mediáticos contra las democracias.

-Legislación, para obligar a informar en forma veraz, imparcial y oportuna, limitar la emisión de publicidad, evitar la incitación al racismo y la discriminación racial y establecer la responsabilidad de los comunicadores. Emisoras alternativas, de servicio público o comunitarias, para equilibrar el abrumador predominio numérico de los medios privados. Educación del público, para enseñarle a descifrar los códigos mediáticos y advertir sus engaños.

En el Centrum fur Marxistica Samballstudien un provocador con acento antillano me pregunta si estoy de acuerdo con implantar un sistema tipo cubano en Estocolmo.

-Estoy de acuerdo en que haya un sistema tipo cubano en Cuba.

En Belgrado recorro avenidas donde todavía edificios públicos bombardeados permanecen como amasijos de cabillas y cascote incinerado, hasta la Academia Megatrends, donde un estudiante se queja: -Nos cobran matrículas educativas altísimas.

-En Venezuela mucho más del 80% de los educandos cursan en institutos públicos, gratuitos en todos los niveles, salvo en algunos postgrados. Dedicamos mucho más del 6% del Producto Interno Bruto a la Educación; entre 2009 y 2011 la inversión educativa creció 1.800%. En la última década el gobierno ha creado 20 casas de educación universitaria, cuatro institutos universitarios de tecnología, 6 universidades politécnicas y 10 nuevas universidades; la matrícula en educación superior se duplicó de 894.418 educandos en 2000 a 2.109.331 en 2009. Estudian 9.329.703 personas: uno de cada tres venezolanos.

También en Belgrado me preguntan: -¿Algunos movimientos derechistas que operaron en Serbia exportan sus tácticas a Venezuela?

-Nuestra derecha importa tanto su ideología como sus símbolos. Algunos estudiantes acomodados usaron disfraces de manitas blancas, lucieron camisetas con el puño de Otpor, se bajaron los pantalones para enseñar el trasero. Pero el hábito no hace al gobernante.

En el Foro convocado por nuestra Misión en La Haya un diplomático inquiere:-¿Recibe la oposición financiamientos externos?

-La investigadora Eva Golinger ha demostrado que fondos de la USAID, del National Endowment for Democracy y de ONG foráneas mantienen a la oposición. En Wikileaks consta que varios opositores fueron a pedir dinero a la embajada de Estados Unidos, y como no les contestaron de inmediato, repitieron la petición en inglés.

Alguien se preocupa por el retiro de Venezuela de la Comisión y la Corte Interamericana de los Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos.

-La OEA ha legitimado todas las intervenciones armadas de Estados Unidos contra América Latina y el Caribe; su Comisión de Derechos Humanos reconoció de facto la dictadura surgida del golpe de Estado del 2012 en Venezuela y no tomó medidas a favor del presidente legítimo, que se encontraba secuestrado. Ni Estados Unidos ni Canadá se han sometido nunca a esos organismos. Tampoco tenemos que someternos nosotros, sobre todo cuando intentan suplantar a nuestros tribunales y sentenciar en cuestiones que afectan el orden constitucional interno.

Largo rato tardo en convencer a una periodista de que no, el Consejo de Estado no decidirá la sucesión presidencial, de que el orden de suceder está en la Constitución Bolivariana, sancionada en referendo por la abrumadora mayoría de la población.

En Hamburgo, durante un siglo destino de nuestras exportaciones de café y cacao, paso horas embriagadoras en el Museo Naval fotografiando modelos de carabelas, navíos de línea, acorazados: todas las flotas con las cuales Europa irrumpió al asalto del mundo. En el Spanisches Kulturinstitut Cervantes una dama se inquieta por la inseguridad.

-Hasta 2008 el Instituto Nacional de Estadística registraba unos mil homicidios por año. El año inmediato el INE hace una Encuesta sobre Percepción Ciudadana de Inseguridad entre 5.000 personas, las cuales opinan que en Venezuela habrá unos 19.000 homicidios anuales. Pero una opinión no es un homicidio. Por el contrario, la suma total de delitos bajó de 155.080 en 2009, a 143,774 en 2010 y 129.210 en 2012. Todos los que hoy delinquen se formaron cuando mandaba la oposición. En ese entonces se podía enviar a un ciudadano a cumplir trabajos forzados durante años mediante un simple memorando que lo acusara de no tener oficio o profesión conocida. También, se detenía ilegalmente a barrios completos, y se los liberaba a capricho. Las mayores tasas delictivas se registran en estados donde la oposición gobierna: Zulia, Táchira, Carabobo, Miranda. El proceso bolivariano ha creado una Policía Nacional, una Universidad Experimental de la Seguridad y un Ministerio de Asuntos Penitenciarios.

Un obrero se refiere al generalizado desempleo, falta de habitaciones e irrespeto a los derechos del trabajador en Europa, que entre otras formas se manifiesta por la tercerización laboral.

-En Venezuela está en marcha un ambicioso plan para construir dos millones de viviendas para los trabajadores. El año 2011 las lluvias dejaron cien mil compatriotas sin hogar: se los ha alojado en ministerios, en edificios públicos, hasta en hoteles de lujo mientras se los provee de techo. A mediados de los noventa, un acuerdo entre el gremio patronal, la cúpula sindical y el gobierno privó a los trabajadores de sus prestaciones sociales, que la nueva Ley del Trabajo les ha restituido. Esta norma también prohíbe categóricamente la tercerización, vale decir, la contratación de los trabajadores a través de entes ficticios para negarles el reclamo de sus derechos. La tasa de desempleo en Venezuela es de 6%, en contraste con la desocupación de 25% en España.

En la Universidad Friedrich Schiller de Jena un estudiante me pregunta: -¿De verdad sienten los latinoamericanos la necesidad de unirse?

-Alemania fue hasta el siglo XIX una diversidad de principados antagónicos ¿Sintieron los alemanes la necesidad de unirse como una sola nación? Alemania fue hasta finales del siglo XX dos Alemanias ¿Será que sintieron los alemanes la necesidad de unificarse? ¿Y por qué los latinoamericanos no?

¿Sobre cuántas cosas más no me preguntan en todas partes? Acerca de las repercusiones de la decisión electoral en Venezuela en los procesos de integración latinoamericana, que serían significativas. Con respecto al Socialismo del Siglo XXI. Sobre las compras de armamentos, explicables cuando Estados Unidos eleva a 47 sus bases en la región y un país vecino tiene medio millón de hombres en su presupuesto militar. Acerca de una supuesta masacre de indígenas por mineros ilegales, que recorre los medios del mundo a pesar de que por ninguna parte aparece ni una sola prueba de que haya ocurrido, ni un solo desmentido ante la falta de pruebas. Acerca de las semejanzas y diferencias entre los movimientos sociales de Venezuela y América Latina y los de Europa. Los latinoamericanos también preguntamos muchísimo antes de comprender que sólo nosotros podíamos darnos nuestras propias respuestas.

Salto a Weimar, eludo la casa del cortesano Goethe y doy una larga caminata hasta el archivo del recalcitrante Nietzsche. Su marmórea mascarilla mortuoria me interroga si el Reino de la Libertad no será el paso necesario para la transmutación de todos los valores.

En el helado crepúsculo de Frankfurt, entre edificios que parecen frascos de perfume las grúas terminan el rascacielos del Banco Europeo mientras el euro se derrumba. Una señora me pregunta si es verdad que los bolivarianos preparan una ley para prohibir la minifalda.

-Sí, pero sólo a las damas suficientemente ingenuas para creerlo.

brittoluis@gmail.com

La Casa Blanca está detrás de Capriles Radonski, afirma James Petras

ARTÍCULO ORIGINAL: La Casa Blanca está detrás de Capriles Radonski, afirma James Petras.

LA CASA BLANCA ESTA DETRAS DE CAPRILES RADONSKI, AFIRMA JAMES PETRAS.

“Detrás del candidato presidencial de la derecha venezolana, Henrique Capriles, está la Casa Blanca de Washington que lo asesora para mostrar una imagen de reformista, demócrata y popular”, afirmó el reconocido sociólogo estadounidense James Petras.

En declaraciones que publica el diario digital El Ciudadano, el destacado intelectual señaló que el postulante de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) tiene “el respaldo incondicional del presidente de Estados Unidos (Barack Obama)”, frente al masivo respaldo popular al mandatarioHugo Chávez.

Petras agregó que desde la Casa Blanca lo están asesorando sobre cómo presentarse. “Capriles es mostrado como un buen muchacho, reformista híper-enérgico, que quiere un cambio moderado” para Venezuela.

Denunció el académico y autor de varios libros que, en realidad, el candidato derechista encabezó “la mafia” que dio el golpe de Estado contra Chávez en 2002 y formó parte de “la banda que atacó la Embajada cubana” en Caracas en ese momento.

El intelectual estadounidense recordó que Capriles también “apoyó el lockout (paro patronal) de los gerentes petroleros en 2003″.

Por lo cual, señaló Petras, su postura de supuesto demócrata “es todo un maquillaje porque tiene antecedentes violentos, golpistas, vinculado siempre a los sectores de ultra derecha”.

El prestigioso sociólogo explicó que Estados Unidos cree que si Capriles pierde las elecciones presidenciales del 7 de octubre “por un margen significativo, no van a denunciar fraude”, sino a consolidar el apoyo recibido para las elecciones a gobernadores en diciembre de este año.

Por su parte, el embajador de Ecuador en Venezuela, Ramón Torres, estimó que los logros de la Revolución Bolivariana y de la Ciudadana son ocultados por los medios de comunicación, que presentan limitaciones y conforman una matriz perversa.

Es, precisó, una matriz mediática montada para exacerbar, para sobredimensionar un proceso que tiene límites y virtudes, como todo proceso humano, pero, aclaró, la vida cotidiana en Caracas nada tiene que ver con esa matriz de demonizar la administración chavista.

Lo que debemos saber, y por ello estar tranquilos los ecuatorianos, recalcó Torres, es que estas revoluciones en democracia, la ecuatoriana y la venezolana, confían en nuestros pueblos y hoy por hoy el pueblo es el sujeto principal en nuestras revoluciones.

Hasta el momento, todos los estudios de opinión vaticinan que Chávez alcanzará la reelección el próximo domingo en Venezuela, con una ventaja de más de 15 puntos, frente a Capriles.

(Con información de Prensa Latina)

IF FEAR FALLS IN THE WOODS

By Franc RC

Steel birds sang the fat off of our work day.  I write you in harvest season under
shelter, while stars & stripes still occupy our crops & the poison seeps into our monarchs as cold cancer.

I keep warm in Marley songs, rest far away from my home town.  Lungs catching breaths in between the battle, I’m Moncada este momento, tried 26 times, the 27th leaves behind failure.  Even stronger then saviours cause I live past 30.

Fed on pigs only on the bay, that 1 fine Cuban day.  Putting a cap on dope cause even Fidel cut out cigars but what good can come from categorizing those who still use in jars???

I’m not here to sink into the heArd – “it takes a wolf to catch a wolf” – so serve me up a seal, who even for their own baby’s don’t feel.  Swim with currents of change.  Life lessons from the street on how to better eat.  I was starving for some schooling but the fee hike has me chewing on plastic cutlery.

I am not my job, I am not my gym, I’m not what I didn’t do or who. I am not beliefs, believe me I am energy, dependability for when the shit goes down unexpectedly.

Look back 15 years, ya you’ll find an example of fear, now look further star & find Lee’s words “running water never goes stale,” so I tread back into the future, see life for what it really is, McFly.

The cup can always be half empty but let that shit shatter in the woods, I’m
travelling man, city to city, loco these girls are always so damn pretty.  We create perfect days, by any means necessary.

Negativity chased away, I wish these moments could forever stay but I am not an island, if again I need to strap on armour against violence, know I won’t go down in silence.

It’s 1822, remember me with you.